domingo, 8 de agosto de 2010

De las primarias y los valores democráticos

Llevamos ya unos pocos de días con las noticias acerca de una "presunta" lucha de poder entre los socialista madrileños, y todo ello por una propuesta de la Ejecutiva Federal de proponer un candidato a las Autónomicas del año que viene, para que lidie con la nefasta Esperanza Aguirre.

La verdad es que los medios de comunicación a veces manifiestan un interés poco menos que abusivo en cuanto a movidas políticas de este calibre, cuando en verdad un proceso de democracia interno no debería ser siquiera noticia, más que para fortalecer la democracia del partido político afectado.

La propuesta de la Ejecutiva Federal, habrá sido realizada en el ámbito que corresponde, siendo informado el Secretario General de la Agrupación correspondiente e indicándole los beneficios y perjuicios de las alternativas. Si esto no ha sido realizado de esta manera, es probable que los afectados por una decisión superior piensen que se trata de una imposición del partido, y aunque en el PSOE seamos disciplinados, una cosa es ser eso, disciplinados y disciplinadas y otra muy distinta es dejar que tomen las decisiones otros que no son los que marcan los estatutos del partido, y encima soportando la imposición. Así solo funciona el partido popular, donde sus candidatos son nombrados "dactilarmente", y "to er mundo a callar, que pa eso mando yo".

La verdad sea dicha que las primarias a veces, gran parte de las veces, provocan divisiones en el partido que no son positivas a corto plazo, pero que a largo plazo se demuestra que benefician al partido que ha tomado esa decisión, más que nada porqué se criba, se selecciona a los mejores, y se permite el dialogo interno dentro de las Estructuras políticas que mayormente suelen estar anquilosadas y asentadas en la facilidad, y en tomar pocos riesgos.

Un partido que se define como de Gobierno de un estado, de un territorio, tiene que estar dispuesto a tomar ese tipo de riesgos, ¿quién sabe si los votantes van a valorar más a un candidato o candidata que a otro? Ese resultado podría ser avanzado por las encuestas, pero da la casualidad de que esas encuestas muchas veces están sesgadas y no dan con el resultado real. Además se puede decir claramente que las encuestas tienen un margen de error que las hace poco menos que meramente orientativas, como herramienta para saber por donde van a ir los tiros, pero nada que ver con la realidad.

Estoy totalmente a favor de los procesos democráticos internos, y mucho más cuando gracías a ello se da entrada o salida a personas que pueden enriquecer o atrasar, respectivamente, la vida democrática del partido, y la toma de decisiones en el mismo.

Dentro de los valores democráticos deberíamos tener como algo totalmente normal el hecho de la elección de los candidatos/as sea realizado de forma libre, y abierta, entre los interesados, por la militancia de cada uno de los partidos, así debería ser siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Delegar

Hace poco comentaba con algunos amigos lo bueno que era delegar, posibilitaba que se pudieran dedicar a lo que de verdad da valor a su tra...