domingo, 24 de octubre de 2010

La Reordenación del Sector Público Andaluz

Esta entrada proviene de un sentimiento de abandono y de falta de información que hemos estado padeciendo los implicados y afectados por el Decreto Ley 05/2010 de Reordenación del Sector Público.

Soy ALPE, que para el que no entiende de siglas es decir algo que nadie sabe que es lo que es. Antes fuí AEDL, y anteriormente ADL, y alguno preguntareis ¿y eso que coñ... es? Pués ni más ni menos que Agente de Desarrollo, o como a mi me gusta decir, Técnico de Desarrollo, llamese como se quiera llamar, antes fueron técnicos de UPE, y antes no existían en las plantillas de los Ayuntamientos, llevo en la brecha desde que estaba en Valebren, hayá por el 1.995 empecé a entrar en contacto con el mundillo de las subvenciones y la asesoría en planes de viabilidad, eran las ayudas de la sociedad Siglo XXI, luego pasé al Ayuntamiento de Brenes, donde creé la Empresa Municipal con el afán de poner en carga suelos industriales asequibles para los empresarios y emprendedores, y después de perder las elecciones en 2.003 pasé a la Mancomunidad del Aljarafe, y de ahí al Consorcio UTEDLT Aljarafe. Durante mis años de trabajo en Desarrollo local (11 ya) siempre se indicaba que la perspectiva local no era la más eficiente para ello, puesto que se podría producir un fenómeno de duplicidad en las infraestructuras y en los servicios, desgraciadamente la propia Junta con la creación de estructuras de Desarrollo ha ido proporcionando a los usuarios esa duplicidad o triplicidad de servicios en la misma Línea, ¡todas las Consejerías querían tener su propia estructura! Que si el CADE, que si el Grupo de Desarrollo Rural, que si la Mancomunidad, que si los Consorcios UTEDLT, que si las ATE, que si las Empresas Municipales, y por últimos los técnicos municipales de Desarrollo... todos prestando aproximadamente los mismos servicios, y para colmo sin coordinarse en cuanto territorio de influencia.

Desde nuestro trabajo hemos ido cumpliendo con los objetivos marcados por la Consejería de Empleo que ha sido nuestro referente para el trabajo día a día, en el sentido que era quién nos marcaba nuestro contrato programa, tal y como se venia haciendo en otras consejerías. Y nosotros los ALPEs hemos ido cumpliendo con los objetivos marcados en dicho Contrato Programa, año a año, conforme se iba aprobando el mismo.

Ahora la Junta ha ordenado una reestructuración del Sector Público, y a nosotros que siempre se nos dijo que eramos imprescindibles y que nuestro trabajo no podria tener perspectiva meramente local, pues se nos traslada a manos de los Ayuntamientos, con el interés de que realicemos nuestro trabajo desde los mismos.

Esto en si mismo no es algo negativo, pero si vemos la situación económica por la que pasan el 95 por ciento de los ayuntamientos, la entrada en la caja única de la Transferencia, que según las últimas informaciones se va a realizar por el SAE, y la posible alternancia de poder que se va a producir este año que viene. Es muy razonable pensar que muchos compañeros y compañeras podríamos quedarnos sin trabajo, mal que le pese al Sr. Griñán y al Sr. Recio.

Nos sentimos menospreciados, y minusvalorados, dejados de la mano de Dios, y dada nuestra dispersión por toda Andalucía, abandonados a nuestra suerte, aquellos que hemos prestado servicio desarrollando diferentes funciones, realizando tareas muy peregrinas y potenciando todo lo relacionado con determinados municipios y comarcas, ahora nos vemos en la cuerda floja.

Se nos vendió con el paso a los Consorcios que era lo mejor, que teníamos que potenciar las comarcas más que los municipios, que eramos imprescindibles en la estructura de trabajo de la Consejería,... se nos dijo que teníamos futuro en el mundo del Desarrollo Local.

Incluso consultando con otras comunidades donde no hay SAE pero donde si llegan las ayudas del ministerio, que seguirá habiendo fondos aunque no seamos Región objetivo número uno de la UE. Esto me daba esperanzas de que podría desarrollar mi carrera profesional en este sector.

Además durante el año 2.009 nos hicieron indefinidos aunque con una ADENDA a nuestro contrato que algunos pensamos era abusiva por reducir los días que tenemos derecho en caso de despido improcedente, y por incluir la cuestión de la falta de cofinanciación como condición para despido objetivo.

Ahora para más inri se prevé que volvamos a los Ayuntamientos de donde nos sacaron hayá por el 2.001, con la creación de las UTEDLT.

Ahora nadie tiene claro como se va a realizar la reordenación, como se va a plasmar en papel, si se nos van a seguir reconociendo los mismos derechos, o no, si vamos a tener contrato programa o no, si tendremos trabajo o no.

En fin, se abre un periodo de lucha sindical por nuestro puesto de trabajo, y por mantener las condiciones laborales conseguidas gracias al esfuerzo de muchos/as compañeros/as.

Desde aquí quiero trasladar a nuestros mandatarios en la Junta, que no es posible gobernar tapando agujeros conforme vayan surgiendo, que se ha de planificar, y se tiene que tener claro que es lo que se quiere, para no poner en la picota a un montón de técnicos que vienen realizando una labor objetiva clara, cumpliendo lo marcado en los Contratos con eficiencia, y siendo utillizados más de una vez en foros políticos que no tienen mucho que ver con la realidad del trabajo de los técnicos.

¡Y para colmo ahora resulta que somos unos enchufados! Aún recuerdo los dos procesos de selección que, con luz y taquigrafos, tuve que pasar y aprobar, y las peleas por conseguir cumplir los objetivos de los Contratos Programa.

Me gustaría que se hubieran coordinado todas las estructuras de desarrollo local, que no fuera un reino de taifas, que se vuelcan en los municipios en una sola o en dos personas, que llevamos todo lo relacionado con el Desarrollo Local. Somos los que vemos como las empresas, los empresarios y los emprendedores perciben todo como un maremagnum, en el que se ven envueltos y que no saben muy bien a quién acogerse o con quién relacionarse.

En fin, espero que la reordenación se realice y se lleve a cabo escuchando a los sindicatos y no por decretazo como hasta ahora. Yo por mi parte participaré en cuantas movilizaciones me convoquen para la lucha por mi puesto de trabajo.

Salud

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"" Hablame de tí mismo ""

Sobre como responder a la típica pregunta de " hablame de tí mismo " habla una entrada de Da. María Luísa Moreno Cobián en la we...