lunes, 21 de mayo de 2012

Automotivación

Hoy he pensado que podía seguir incluyendo al menos una entrada sobre la cuestión, dado que la última actividad en la que tuve la ocasión de participar respecto al empleo fué un autentico fiasco, con un solo asistente a la misma, cuando desde el Ayuntamiento se realizó una auténtica campaña informativa utilizando todos los medios a disposición del mismo, con anuncios en redes sociales, en la web de ayuntamiento, mailing personalizado casa por casa en el pueblo, puesta de carteles en tablones y lugares de público acceso,... etc, etc. En dicho evento además se daba la oportunidad de tratar temática muy interesante en cuanto al empleo público, en los cuerpos de seguridad del estado, mesas redondas, talleres prácticos de entrevistas personales y de búsqueda activa de empleo a través de internet,.. con la participación directa del SAE, de ETTs, de los Servicios de Seguridad Públicos (Ejercito, Policía, Guardia Civil,...), responsables de Academias de formación y de la Universidad de Sevilla,... Nos pareció a todos una jornada que podría tener mucha aceptación.

¿Que falló? todos los que estuvimos allí pensamos que lo que falló fué en gran parte la falta de motivación del público objetivo. Los desempleados están empezando a pensar que por mucho que hagan y a muchas puertas que llamen nadie les va a llamar si no tienen un enchufe trifásico de alta tensión....

Entiendo que esto es un error, y que hay que trabajar ese aspecto emocional de la motivación, la del que busca trabajo como la del trabajador, dado que sus capacidades de trabajo y de llevar a cabo tareas dependerá en gran medida de su motivación.

Un rasgo todavía más importante, debemos buscar la Auto motivación, aquello que nos hace entrentarnos a nuestros miedos y que potencia nuestra seguridad en nosotros mismos.

Debemos aprovechar todas las oportunidades y no podemos esperar a lo que nos vayan a dar, ya que podemos perder ocasiones de sentirnos bien. debemos felicitarnos por todo lo que hacemos si lo hacemos pensando en nuestra felicidad y en la de los que nos rodean.

La Auto motivación es el motor interior que nos impulsa hacia lo que queremos, es la base esencial para conseguir lo que deseamos.

Si no estamso motivados, repetiremos hábitos, vivimos dormidos, y así no hay cambio posible. Si estamos motivados, actuamos, nos movemos, sentimos una demanda interna que nos hace crear oportundiades y estar abiertos a lo nuevo.

La auto motivación es movernos desde nosotros mismos. Motivarse es aprender a dirigir tu poder personal, transformando tu presente y realidad actual.

Algunas preguntas para automotivarse:
¿Qué me hace atraer a un mismo tipo de experiencias? ¿Que situaciones vivo? ¿cuál es la motivación vital? ¿qué busco? ¿qué necesito?

El saber preguntar implica pensar, es fundamental hacerse las preguntas correctas ya que en cada pregunta va implícita una respuesta determinada. el preguntarnos cómo hacer las cosas y qué hacer nos llava a buscar los recursos y medios para saber como hacerlas y/o cómo cambiarlas. Y si te preguntas bien desde la observación amplia de la realidad presente, llegaras a resolver con más precisión.

Cuanto más concretamos en las preguntas, más precisas y certeras podrán ser las respuestas.

¿te has preguntado alguna vez qué te hace no preguntarte sobre lo que te interesa y te importa como persona individual? ¡no nos preguntamos a veces porqué no queremos saber las respuestas!

Si repetimos la misma pregunta, es probable que obtengamos la misma respuesta, el mismo camino, una misma dirección. Una respuesta diferente requiere de una pregunta diferente.

Algunos ejercicios de Auto motivación:

1.- Con la siguiente dinámica pretendo que te des cuenta de como aprovechas tu vida, tanto laboral como personalmente. Cuando alguien nos pronostica una enfermedad parece como que hemos desperdiciado parte del tiempo vivido, entonces es cuando decides recuperar todo eso que no hiciste en esos días. Lo que puedo decirte es que “haz todo aquello que puedas”, el tiempo no se recupera, una vez que se ha ido no vuelve.


- imagínate que viene un médico y te dice que te queda un mes de vida ¿qué pensarías, qué harías, cambiaría algo en tu forma de pensar?¿ser?¿hacer?¿vivir?¿el qué? ¿Cómo? ¿porqué?

2.- Es importante saber cómo empiezas el día y como lo acabas y por supuesto cómo lo desarrollas a lo largo de las horas. Una vez que conoces como funcionas podrás decidir si te gusta esta forma de actuar o podrías mejorarlas para sentirte bien contigo mismo. Cuando comenzamos y desarrollamos actividades que nos gustan todo fluye de forma más tranquila, lo cuál nos hace sentirnos bien, así que si dedicas el comiendo del día a hacer algo que te motiva todo funcionará mucho mejor, por ejemplo, un buen desayuno, una ducha, un paseo, gimnasio, escuchar la radio, leer la prensa, una buena conversación. Tú eliges qué hacer, cómo hacerlo, cómo te sientes y porqué lo haces. Empezar el día bien te ayudará a avanzar de forma positiva y realizar mejor tu trabajo.

¿Cómo empiezas el día?¿cómo lo acabas?¿te gusta hacerlo así?¿dedicas algún minuto del día para ti, para tus cosas, para tus pensamientos,…?

3.- Es muy fácil hacer lo que a uno le gusta, a veces no sabemos de donde sacamos las fuerzas para lograrlo. En realidad todo viene por el apasionamiento que tenemos para hacer y conseguir aquello que buscamos. El quererlo de verdad es lo que nos empuja a conseguirlo. Nuestra motivación puede variar, ya sea por logro, por afiliación o por posicionamiento o incluso las tres a la vez. Estas son las razones por las que nos entusiasmamos por las cosas. En cambio cuando alguien nos dice que hagamos algo que no nos gusta ¿qué hacemos? ¿Qué sentimos? ¿Cómo lo hacemos?¿cómo nos sentimos?¿porqué lo hacemos? Nuestra desmotivación es total y por todos los resultados no son tan buenos como podrían serlo.

- Piensa en un deseo ya cumplido, que hiciste; cómo lo hiciste, como te sentiste y porqué lo hiciste (cuál fue tu motivación).

- Ahora piensa en otro para el futuro, qué puedes hacer , que te motiva a conseguirlo, como lo puedes conseguir, como te puedes sentir, porqué lo vas a intentar, porqué lo vas a lograr.

- intenta pensar en algo que no te gusta nada realizar en el trabajo. Imagínate que llega tu jefe y te dice que tienes que hacer una tarea determinada que a ti no te gusta nada ¿cuá es tu actitud?¿qué haces?¿que sientes?¿Como lo haces?¿porqué lo haces?

- ahora intenta motivarte igual que lo hiciste en el primer ejercicio. Recuerda, siempre hay algo por lo que motivarse.

FUENTES: Blogs siguientes: Mittels Group; sermasyo; areadepymes.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Piramide

Lo he sacado de twitter de una entrada del Dr. Alberto Blazquez, @ Dr_Blazquez , me ha parecido muy interesante el compartir el gráfi...