jueves, 24 de mayo de 2012

Inversión - Financiación en los Planes de Viabilidad


El Plan de inversión es una de las patas fuertes de nuestro plan de viabilidad, dado que muchos se redactan para analizar la viabilidad de realizar determinada inversión productiva.

En dicho plan se realiza un análisis de los activos de la empresa, tanto intangibles como tangibles, e incluso se analiza en algunos el fondo de maniobra necesario.

El fondo de maniobra necesario lo definimos como los recursos financieros que necesita la empresa para afrontar los pagos que vencerán durante el periodo medio de maduración.
El fondo de maniobra necesario expresa la necesidad de financiación permanente para atender las necesidades de pago del ciclo productivo.

Podéis obtener más información acerca del Fondo de Maniobra en el siguiente blog

En cuanto a los activos hay que valorarlos, estableciendo claramente la relación de los mismos que constan en nuestro poder e incluyendo aquél o aquellos que pretendemos adquirir para la puesta en marcha de nuestra iniciativa.

Siempre aparecerán valorados a precio de adquisición y soportados en facturas proformas o presupuestos valorados y firmados, en el caso de que sean de nueva adquisición. Hay que dejar fuera el efecto impositivo teniendo en cuenta que en las subvenciones normalmente nunca se incluye el IVA aplicado a la adquisición de estos activos.

Dependiendo del programa se usará un sistema u otro de cálculo del Fondo de Maniobra.

Este plan de inversión siempre debe venir soportado por un Plan de Financiación que nos asegure la realidad de las inversiones necesarias. En dicho plan de Financiación se incluirán todas las fuentes de financiación a las que tengamos acceso, tanto de carácter propia como ajena.

Se incluirá por supuesto el coste de dicha financiación así como el plazo de liquidación de la misma.

En determinadas líneas de ayuda se acepta el sistema leasing para la adquisición de bienes de inmovilizado, e incluso la financiación a través de préstamos de familiares, es decir, sin costes financieros (tipo de interés). Y por supuesto habrá que tener en cuenta la solicitud de otro tipo de ayudas para la misma iniciativa, teniendo presente que en ese caso puede que sea incompatible con la concesión de otras ayudas. Habrá que estar a lo que marque la orden reguladora de cada ayuda.

Para la redacción del Plan de Financiación es conveniente tener presente las condiciones en las que la entidad financiera que nos apoye nos va a ofertar sus productos. Es decir, será necesario concretar con ella en qué condiciones nos va a ofertar el préstamo oportuno.  En todos los casos es necesario además de todo esto adjuntar a la documentación un certificado del Banco en el que diga que somos titulares de una cuenta corriente, o de ahorro en la que nos van a ingresar los dineros de la financiación, y la misma podremos utilizarla como soporte de la subvención que estamos solicitando.

(Continuará, ya solo falta una entrada más...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otra de “Competencias Laborales”

Seguimos formándonos acerca de los Recursos Humanos 2.0, y he estado viendo nueva información sobre las competencias que se suelen exigir a...