sábado, 19 de enero de 2013

¡¡La Tortuga y la Liebre!! Según Jim Rohn


I

Una tortuga y una liebre siempre discutían sobre quién era la más rápida. Para dirimir el conflicto de opiniones, decidieron correr una carrera.
Eligieron una ruta y comenzaron la competencia. La liebre partió a toda velocidad y corrió enérgicamente durante un buen rato. Luego, al ver que había sacado muchísima ventaja, decidió sentarse debajo de un árbol para descansar unos momentos, recuperar fuerzas y luego continuar su marcha. Pero pronto se quedó dormida. La tortuga, que andaba con paso lento pero constante, la alcanzó, la superó y terminó en punta, declarándose ganadora indiscutible de la carrera.
Moraleja: Los lentos pero constantes y perseverantes, también ganan la carrera.

II

Pero la historia no termina aquí, sino que prosigue...
La liebre, decepcionada por haber perdido, hizo un examen de conciencia y reconoció su grave error de subestimar a la tortuga. Se dio cuenta de que por presumida y descuidada había perdido la carrera. Si no hubiese subestimado a su oponente nunca la hubieran podido vencer. Entonces desafió a la tortuga a una nueva competencia. Esta vez la liebre corrió sin descanso desde el principio hasta el fin y su triunfo fue contundente.
Moraleja: Los rápidos y tenaces vencen a los constantes y perseverantes.

III

Sin embargo la historia tampoco termina aquí...
Después de ser derrotada, la tortuga reflexionó detenidamente y llegó a la conclusión de que no había forma de ganarle a la liebre en velocidad. De la manera como estaba planteada la carrera, ella siempre perdería.
Por eso, desafió nuevamente a la liebre, pero propuso correr por una ruta distinta a la anterior. La liebre aceptó y corrió a toda velocidad, hasta que se encontró en su camino con un ancho río. La liebre no sabía nadar, y mientras se preguntaba "¿qué hago ahora...?", la tortuga nadó hasta la otra orilla, continuó con su paso lento pero constante y terminó la carrera en primer lugar.
Moraleja: Quienes identifican su ventaja competitiva y cambian el entorno para aprovecharla, llegan primeros

IV

Esta historia aún no termina...
Pasó el tiempo, y tanto compartieron la liebre y la tortuga que terminaron haciéndose amigas. Ambas reconocieron que eran buenas competidoras y decidieron repetir la última carrera, pero esta vez corriendo en equipo.
En la primera parte la liebre cargó a la tortuga hasta llegar al río. Allí, la tortuga atravesó el río a nado con la liebre sobre su caparazón y, ya en la orilla de enfrente, la liebre cargó de nuevo a la tortuga hasta llegar a la meta.
Como alcanzaron la línea de llegada en tiempo récord, sintieron una mayor satisfacción que la que habían experimentado en sus logros individuales.
Moraleja: Es bueno ser individualmente brillante y tener fuertes capacidades personales. Pero, a menos que seamos capaces de trabajar con otras personas y potenciar recíprocamente las capacidades de cada uno, no seremos completamente efectivos
Es importante advertir que ni la liebre ni la tortuga abandonaron la carrera. La liebre evaluó su desempeño, reconoció sus errores y decidió poner más empeño después de su fracaso. Por su parte, la tortuga, al notar que la velocidad era su mayor debilidad, decidió cambiar su estrategia y aprovechar su fortaleza como nadadora, en un nuevo recorrido. Después de varias contiendas, la tortuga y la liebre descubrieron que unidas lograban mejores resultados.

La liebre y la tortuga también aprendieron otra lección vital:
Cuando dejamos de competir contra un rival y comenzamos a competir contra una situación, no sólo complementamos capacidades, compensamos debilidades, potenciamos nuestros recursos... ¡sino que también obtenemos mejores resultados!

Todos tenemos carreras por delante, y hay muchas maneras de ganarlas. Hay muchas liebres, muchas tortugas... ¡y muchas metas que alcanzar!

Me ha encantado este pequeño cuento que a todos nos contaban cuando eramos unos crios aplicado a la estrategia empresarial, y por eso lo traslado a mi blog.

Fuente: http://www.aulafacil.com/emprendedores-guia-facil/curso/Lecc-1.htm

miércoles, 16 de enero de 2013

El Camino de Steve Jobs: Los Recursos Humanos y El Marketing

Tal como comentaba en mi anterior entrada a mi blog sobre este librito que ha llegado a mis manos, en esta nueva entrada voy a ver si os traslado lo que menciona Jay Elliot acerca de como Steve Job "gestionaba" los Recursos Humanos y el Marketing.

En cuanto a los Recursos Humanos siempre ha dado mucha libertad en cuanto a las formas, pero en cuanto al trabajo practicaba la motivación presencial, es decir, siempre, siempre andaba cerca de donde se hacia el trabajo, y procuraba que la gente se enterara de todo lo esencial, una de sus máximas es que hay que hacer que la gente se entere, todos tienen que saber que están trabajando, con el objetivo de conseguir el mejor producto para lanzarlo al mercado.

Steve job es de los que planteaba sesiones de revisión muy frecuentes, por lo que estaba encima de la gente continuamente viendo los progresos o demoras que éstos venían sufriendo.

Y por último, planteaba que hay que manejarse con recompensas grandes por el trabajo bien hecho.

Las cuestiones sobre el talento las mencioné en la anterior entrada, así como la diferenciación entre Piratas y La Marina.

Por lo que respecta al Marketing, aún siendo muy reacio a las Asociaciones al final no hay más remedio que llevarlas a cabo para que el producto mejore con las aportaciones de otras firmas expertas en la tecnología necesaria. Dada esta iniciativa de asociación, hay que estar abierto a lidiar con las diferencias culturales entre empresas, aprender de ellas y coger lo positivo de cada una.

Nos indica que debemos salir de casa, hay que ver que se cuece fuera de nuestro círculo de confortabilidad.

Y continuando con la filosofia de producto, nos incardina a convertirnos en "Evangelistas" de nuestro producto, hay que estar continuamente vendiendolo, ofreciéndolo a todos y a todas.

Steve Job era un artista y un experto en el arte del Branding, en crear Marca, ya en otra entrada anterior hablaba del Branding personal y lo importante que es en estos momentos de crisis y donde las ofertas de empleos brillan por su ausencia, de cualquier tipo de perfil. Ya nadie contrata a nadie.

Pues en el mundo de la comercialización de productos es super importante el conseguir una diferenciación a través de la marca, a través del Branding. Hay que construir Marca.

Y también tenía claro que el mercado al por menor es algo que en muchas ocasiones para las grandes factorías se deja de lado y Steve creía que era necesario llegar a él, y cuidarlo con el máximo esmero. De hecho se lanzó con la apertura de tiendas al por menor cuidadas al máximo detalle, que él mismo revisaba. Le dió una importancia muy elevada al diseño de estas tiendas, al diseño de espacios de venta al por menor siempre poniéndose en el lugar de los consumidores finales y pensando que es lo que podrían desear.

El contenido es el Rey dentro de la posición de venta, y en cualquier caso dentro de lo que ofrecemos a nuestros posibles clientes - consumidores.

Espero haberos transmitido lo que me ha parecido este pequeño librito que se lee facilmente y que me ha gustado.

un saludo

miércoles, 9 de enero de 2013

El Camino de Steve Jobs

Se trata de un librito que me han regalado recientemente. escrito por Jay Elliot, quién fuera Vicepresidente de Apple en la época de Steve Jobs de 25 años.

Me han llamado la atención algunos conceptos incluidos en este librito el cuál aconsejo a aquellos interesados en el liderazgo y la gestión, con esta entrada voy a comenzar a comentaros esos conceptos que me han atraido.

La Filosofía del "Producto" frente a la de los Resultados financieros o como basarte en lo que produces o el servicio que prestas antes que posicionarte en los resultados que obtienes por la actividad económica que desempeñes, es algo que se transmite desde la primera hoja del libro hasta la última.

La experiencia que obtienen tus clientes con la adquisición de tu producto o de tu servicio es lo más importante, que satisfaga, que no haya quiebras entre las expectativas que creas y lo que percibe cada uno de ellos.

Para ello Jay comenta como Steve intentaba siempre ponerse en el papel del consumidor final de cada uno de sus productos y como motivaba a sus ingenieros para que la experiencia del usuario de Apple fuera la mejor, la más simple y la más sencilla, y sobre todo y para ello se centraba en los DETALLES, y en aprender de los errores cometidos.

Tenemos que centrarnos en crear productos o servicios que reflejen nuestros principios, y que su calidad sea incuestionable, no podemos decir que preferimos vender más pero de calidad inferior. Hay que tomar decisiones de producto, desafiando al tiempo, y convirtiéndonos en un "evangelista" de nuestro propio producto, fomentandolo a todas horas y en todos sitios.

Jay nos da al final de libro una serie de principios entre los que destaco en esta temática los siguientes:
1) Hay que encontrar motivación en la oportunidad y crear un producto o servicio para ella.
2) Hacer lo mejor para que nuestro producto sea intuitivo y un manual de usuario que no sea necesario.
3) Ser honestros con nosotros mismo acerca de nuestros productos
4) Asegurarnos de que nuestros productos nos representan a nosotros y a nuestras características

En otra entrada comentaré que pensaba Steve Jobs sobre los equipos de trabajo, los Recursos Humanos y su gestión.

Un saludo

miércoles, 2 de enero de 2013

2.013!!

Voy a darle la bienvenida a este año terminado en 13 como creo que debo hacer, deseando a todos y todas los que me leéis una feliz entrada de año, con todo mi cariño y pensando que peor que el pasado 2012 no va a ser seguro.

Creo que debemos ir poniendo de nuestra parte para poder organizar mejor nuestra vida, adaptándonos a los cambios que se están produciendo minuto a minuto, y sacar lo mejor de nosotros para darlo a la sociedad en la que vivimos.

Dejar una enseñanza reciente, según un librito que me estoy leyendo y que acabo de dejárselo a mi cuñao, "El monje que vendió su Ferrari", es importante no pararnos un sólo segundo en un pensamiento negativo, siempre hemos de andar en positivo, y además que la mente es maravillosa, cuando se la educa y se la entrena.

Feliz año y que venga cargado de cosas buenas para todos/as, seguro que los Reyes Magos de "Occidente" os traerán cosas útiles y preciosas. Aunque para mi preferiría que fuera un Trabajo y mucha Salud.

Otra de “Competencias Laborales”

Seguimos formándonos acerca de los Recursos Humanos 2.0, y he estado viendo nueva información sobre las competencias que se suelen exigir a...