viernes, 26 de mayo de 2017

Competencias o habilidades de un Emprendedor

En este Blog vengo comentando acerca de las Competencias y Habilidades que se aconseja que fomenten los desempleados que están interesados en abandonar su condición de tal, es decir, cuáles son esas competencias transversales que se suelen valorar en los procesos de selección y que hacen a un candidato diferente de cualquier otro que se presente al mismo puesto de trabajo ofertado.
Hay que considerar que una forma de salir de la situación de desempleo no es otra que Emprender un negocio, una empresa, y tras una entrada en facebook de un jóven empresario amigo, me he puesto a buscar información sobre cuáles son esas competencias y habilidades que se aconseja que tenga un emprendedor para desarrollar con éxito su idea de negocio o empresa.
Para empezar recordar las definiciones que de Emprendedor dan los profesores Peter Drucker y Howard Stevenson, el primero introduce la idea de búsqueda de un cambio por parte del emprendedor y cómo éste convierte una fuente en un recurso, y el segundo indica que se emprende buscando oportunidades con independencia de los recursos iniciales de que se disponen o se controlan.
Considerando estas definiciones, y viendo el artículo de Sara Rivero, publicado en la web de Fundación Universia, que he compartido en mi muro de facebook, está claro que como buen buscador, el emprendedor ha de saber comunicarse, de forma fluida, conociendo o dominando la materia de la que va a hablar, y de forma eficaz, con suficiente capacidad como para convencer a sus clientes, proveedores,... etc, esto le ayudará a VENDER en mayúsculas, lo que originará “negocio”, así mismo esa capacidad le obligará a relacionarse con otros colectivos tanto dentro de la empresa como de fuera, (trabajadores, clientes, proveedores, administraciones publicas,... etc.) lo cuál le exigirá tener empatía, y buenas relaciones públicas.
Sólo éstas habilidades, tomadas como tareas a realizar, pueden abrumar a cualquiera que pretenda iniciar un negocio, y puede que deje de lado otras también necesarias como la de saber gestionar su tiempo, el tiempo es un recurso disponible que hemos de saber adaptar a las necesidades de desarrollo de nuestra idea de nuestra iniciativa, y el que nos dará norte acerca de cuanto y de que calidad es el tiempo de que disponemos.
Para todo emprendedor, el tiempo se convierte muchas veces en algo tan tan limitado que comienzan con agobios, y que al final le generan ansiedad, e incluso para algunos puede hacerle desarrollar incluso enfermedades. Una buena gestión del tiempo del emprendedor, un buen conocimiento de sus capacidades y de sus destrezas, le puede llevar a tomar buenas decisiones sobre que delegar, cuando delegar y en quién delegar, funciones y tareas de las cuáles se puede liberar para dedicarse a las que de verdad le generan recursos y “beneficios”.
Asi también un emprendedor de éxito ha de ser consciente que es necesario mantener una disciplina de trabajo, de continuar en la brecha, de seguir adelante en los tiempos en los que el negocio vaya bien, y en los que no vaya tan bien.
La Paciencia y la Confianza son también importantes, un emprendedor emprende porqué cree, porqué confia en su idea y su plan de negocio, que ambos son viables no sólo sobre el papel, que lo soporta todo, si no también en la realidad.
A todas estas ideas sumo yo la capacidad de realizar cálculos matemáticos de forma mental, agil y rapidamente. Ésta habilidad le permitirá al emprendedor conocer al menos a grosso modo cuando una decisión, o inicitiva a adoptar es positiva o negativa, y cuando continuar o dejar un negocio. Incluso si le conviene o no entrar o dejar algún sector de actividad.
En resumen estoy de acuerdo con lo que expresa la autora Sara Rivero en su artículo.
Salud

Piramide

Lo he sacado de twitter de una entrada del Dr. Alberto Blazquez, @ Dr_Blazquez , me ha parecido muy interesante el compartir el gráfi...