viernes, 15 de marzo de 2013

"El Jardin"

En la fábula que os traje a mi blog el otro día hay siete elementos que simbolizan siete virtudes, para que los tengáis perfectamente identificados os diré cuáles son pero iré desmenuzando cada uno de ellos con diferentes entradas.

Los siete elementos de la fábula sobre los que tenemos que fijarnos son los siguientes:

- El Jardín
- El Faro
- El Luchador de Sumo
- El Cable de color rosa
- El Cronógrafo
- Las Flores
- El Sinuoso Sendero de Diamantes

Hoy os contaré lo que dice el libro acerca del Jardín  evidentemente de forma muy resumida, y sin entrar en tanto detalle como lo Robin S. Sharma.



El Jardín mágico simboliza nuestra propia Mente, y es tan impresionante, tan exuberante, tan bonito por que se ha cultivado debidamente. La Mente ha de ser cultivada, administrada, entrenada,...

Una cita del libro es que administrando la mente se administra la vida, otra vale tanto tu determinación como tu inteligencia, y la que se propone por el propio autor para que la tengamos como cita de cabecera, es que: "No hay errores en la vida, sólo lecciones"

Ya sabíamos que las experiencias en principio negativas, siempre que nuestra postura ante ellas no fuera la de alguién que se achica y se amilana, se puede convertir en una importante fuente de oportunidades. De la lucha surge la fuerza necesaria para avanzar.

Un dato que me ha llamado la atención, es que cada día tenemos entorno a 60.000 pensamientos, y que de estos el 99 por ciento es idéntico a los del día anterior, y que podemos caer por ello en la tirania del pensamiento empobrecido. Los pensamientos de cada uno conforman su mundo y la calidad de vida se reduce a la riqueza de los pensamientos. Si quieres vivir una vida más serena y con más significado, hay que producir pensamientos más serenos y con más significado.

Ah! increíble  (irónicamente) pero también nos da una fórmula para ser más felices, además muy simple, ahí va: "Averigua que es lo que te gusta hacer y dirige todas tus energías en esa dirección"....

Esa vocación según el autor suele ser casi siempre la de servir a los demás... en otras palabras tu pasión debe mejorar la vida de los demás o servirla de alguna manera.

Otra cita que me he apuntado, de otro autor que también me ayudó en determinado momento, Victor Frankl: "El éxito, como la felicidad, no debe perseguirse, sino seguirse. Y eso sólo es posible como efecto secundario de la dedicación personal a una causa mayor que uno mismo"

Sharma nos transmite tres técnicas para entrenar la mente, para cultivarla y que dé frutos o flores preciosas:

1º Técnica del Corazón de la Rosa:: En un espacio de nuestra elección, practicar la contemplación de una Rosa, dedicando nuestros pensamientos exclusivamente a los detalles de la misma, en principio durante 11 minutos que se irán alargando durante el proceso, que seguiremos durante 21 días, que son los necesarios para adaptar nuestra mente a una sola acción.
Posteriormente usaremos la Rosa como un oasis donde nos recogeremos en momentos de incertidumbre o de nerviosismo, o un retiro de silencio, o nuestra propia isla de paz.

2ª Técnica del Pensamiento Opuesto: Cuando un pensamiento indeseable ocupe el punto focal de tu mente, sustitúyelo de inmediato por un pensamiento ejemplar. No podemos quedarnos con ningún pensamiento negativo, y en cuanto aflore alguno hay que eliminarlo de inmediato.

Y finalmente, la Técnica del Secreto del Lago: plantearnos que observamos las aguas tranquilas de un lago y en ellas se proyectan imágenes de nuestros sueños convertidos en realidad. Usar la Visión creativa, imaginarte como te gustaría ser, aplicando la máxima de Einstein "La imaginación es más importante que el saber"

Algo muy fuerte sobre la propia mente es usar imágenes positivas.

Continuará....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Delegar

Hace poco comentaba con algunos amigos lo bueno que era delegar, posibilitaba que se pudieran dedicar a lo que de verdad da valor a su tra...