martes, 8 de agosto de 2017

Otra de “Competencias Laborales”

Seguimos formándonos acerca de los Recursos Humanos 2.0, y he estado viendo nueva información sobre las competencias que se suelen exigir a los candidatos que se presentan a un proceso de selección, en un par de documentos: la Guía de la Fundación Adecco sobre “Eres lo que te gusta” de donde traigo el diccionario de Competencias Laborales, y el Libro: Dirección y Gestión de RR.HH. de D. Luís Puchol, de donde saco nueva definición de Competencia, y tipología.

Definición de la autora Claude Levy leboyer: lista de comportamientos que ciertas personas poseen más que otras, que las transforman en más eficaces para una situación dada. Estos comportamientos son observables en la realidad cotidiana del trabajo e igualmente en situaciones de evaluación. Los trabajadores aplican de manera integral: sus aptitudes, sus rasgos de personalidad y sus conocimientos adquiridos.

Las competencias representan un rasgo de unión entre las características individuales y las cualidades requeridas para conducir muy bien las misiones profesionales prefijadas.

Según Spencer & Spencer las Competencias son de cinco tipos (basado en el modelo del Iceberg) :
  1. Motivación. Los intereses que una persona considera o desea consistentemente. Las Motivaciones “dirigen, conllevan y seleccionan” el comportamiento hacia ciertas acciones u objetivos y lo alejan de otros.

  2. Características. Características físicas y respuestas consistentes a situaciones o información.
     
    El auto control y la iniciativa son “respuestas consistentes a situaciones o información”.
     
    El auto control y la iniciativa son “respuestas consistentes a situaciones más complejas”. 

    Algunas personas no “molestan” a otras y actúan “por encima y más allá del llamado del deber” para resolver problemas bajo estress. Estas competencias son características de los gerentes exitosos. 

    Los motivos y las características son operarios intrínsecos o “rasgos supremos” propios que determinan cómo se desempeñarán las personas a largo plazo en sus puestos sin una supervisión cercana.

  3. Concepto propio o concepto de uno mismo. Las actitudes, valores o imagen propia de una persona. Ej. La confianza en sí mismo, la seguridad de poder desempeñarse bien en cualquier situación, son parte del concepto de sí mismo.

    Los valores de las personas son motivos reactivos que corresponden o predicen cómo se desempeñarán en sus puestos a corto plazo y en situaciones donde otras personas están a cargo.

  4. Conocimiento. La información que una persona posee sobre áreas específicas. Es una competencia compleja.

    Muchas evaluaciones de conocimientos miden la memoria, cuando lo que realmente importa es la información.

    Las evaluaciones de conocimiento son “respondedoras”. Miden la habilidad de las personas para determinar cuál es la respuesta adecuada entre una variedad de respuestas, pero no miden si una persona puede actuar en base al conocimiento.

    El conocimiento predice lo que una persona puede hacer, no lo que realmente hará.

  5. Habilidad. La capacidad de desempeñar cierta tarea física o mental. Las competencias mentales o cognoscitivas incluyen pensamiento analítico (procesamiento de información y datos, determinación de causa y efecto, organización de datos y planos) y pensamiento conceptual (reconocimiento de características en datos complejos).
























Diccionario de competencias del Libro Dirección y Gestión de RR.HH.: 
  1. Competencias de logro y acción
    1. Orientación al logro
    2. Preocupación por el orden, calidad y precisión
    3. Iniciativa
    4. Búsqueda de información
  2. Competencias de ayuda y servicio
    1. Entendimiento interpersonal
    2. Orientación al cliente
  3. Competencias de influencia
    1. Influencia e impacto
    2. Construcción de relaciones
    3. Conciencia Organizacional
  4. Competencias gerenciales
    1. Desarrollo de personas
    2. Dirección de personas
    3. Trabajo en equipo y cooperación
    4. Liderazgo
  5. Competencias cognoscitivas
    1. Pensamiento analítico
    2. Razonamiento conceptual
    3. Experiencia técnica / profesional / de dirección
  6. Competencias de eficacia personal
    1. Auto control
    2. Confianza en sí mismo
    3. Comportamiento ante los fracasos
    4. Flexibilidad
Diccionario de Competencias (Guía de Fundación Adecco):

Adaptabilidad: Cualidad que nos permite acomodarnos fácilmente a diferentes situaciones, siendo capaces de cambiar o ajustar nuestras actuaciones para lograr el objetivo que perseguimos.

Afán de superación: Deseo intenso de mejorar, progresar en nuestras capacidades y convertirnos cada vez en mejores profesionales.

Asertividad: Cualidad que nos permite defender nuestros derechos pero siempre respetando alos demás, así como expresar nuestras opiniones con templanza y serenidad, sin resultar agresivo ni pasivo.

Autoestima: Conjunto de sentimientos y percepciones que tenemos hacia nosotros mismos. Las personas con una alta autoestima tienen una buena valoración de sí mismas: son conscientes de sus fortalezas y saben ponerlas en valor.

Capacidad de análisis: Cualidad que nos conduce a examinar al detalle nuestro entorno (empresa, puesto de trabajo, etc.) para conocer bien sus características y actuar de la mejor forma posible.

Cazador de Tendencias: En inglés Cool Hunting, esta cualidad es propia de quienes tienen un gran interés por conocer las últimas tendencias y estar al día de las novedades de un ámbito concreto.

Compañerismo: Cualidad propia de quienes son capaces de tener una relación amistosa, de cooperación y solidaridad con sus semejantes.

Concentración: Capacidad para fijar el pensamiento y poner toda nuestra energía en una tarea determinada, sin distraernos.


Curiosidad: Deseo de saber, conocer y averiguar que nos conduce a la exploración, a la investigación y al aprendizaje.

Dinamismo: Cualidad propia de las personas activas, que ponen esfuerzo, actitud y energía en todas sus tareas.

Disciplina: Cualidad propia de las personas que cumplen firmemente las normas adoptando orden en su trabajo para realizarlo a tiempo y con eficacia.

Empatía: Cualidad que nos permite ponernos en la piel de los demás, conectando con sus sentimientos y emociones y siendo capaz de entenderles mejor.

Emprendimiento: Capacidad para iniciar una actividad o proyecto nuevo, que a menudo parte de una idea propia, y que exige un gran esfuerzo y trabajo.

Entrega: Cualidad de quienes dedican al máximo su interés y esfuerzo en el desarrollo de una actividad y en la persecución de sus objetivos.

Esfuerzo: Capacidad para emplear toda nuestra fuerza mental en la consecución de un objetivo determinado.

Espíritu reflexivo: Cualidad de quienes tienden a pensar cada asunto con atención y detenimiento, para comprenderlo bien y tomar la mejor decisión.

Fidelidad: Cualidad de quienes se vinculan con firmeza y constancia al proyecto empresarial, identificándose con su misión, visión y valores y cumpliendo las normas y procedimientos establecidos.

Flexibilidad: Capacidad para adaptarse fácilmente a los cambios que se producen en la empresa, ajustando o acomodando los procedimientos a las nuevas necesidades:

Gestión de conflictos: habilidad para hacer frente con serenidad y templanza a situaciones de tensión y estrés en la empresa.

Habilidades de Comunicación: Capacidad para expresar de forma clara las propias ideas y entender las opiniones de los demás.

Imaginación: Habilidad que nos permite concebir nuevas ideas o proyectos innovadores y originales.

Inquietud: Cualidad que nos conduce a sentir especial interés e inclinación por diferentes actividades, investigando y aprendiendo sobre ellas.

Liderazgo: Habilidad especial para conducir y guiar a los demás, siendo un referente para ellos.

Metodicidad: Cualidad de quienes aplican un método ordenado y sistemático para cumplir un resultado u objetivo determinado.

Motivación: Cualidad de quienes sienten entusiasmo e ilusión en el desempeño de sus tareas, animándose a s´mismos en la ejecución de las mismas.

Optimismo: Tendencia a valorar la realidad de la forma más positiva posible.

Orientación a resultados: Habilidad para dirigir todos nuestros actos ala consecución del objetivo final, con unos altos niveles de calidad y rendimiento.

Pasión: Fuerte sentimiento que nos lleva a entregarnos al máximo en una tarea u objetivo determinado.

Pensamiento estratégico: Capacidad para formar nuestras ideas de una forma lógica y meditada, encaminada hacia un fin determinado.

Perfeccionismo: Actitud que nos lleva a buscar el máximo nivel de excelencia en todas nuestras acciones.

Perseverancia: Cualidad que nos conduce a actuar con firmeza y constancia para la consecución de nuestros objetivos.

Planificación: Habilidad para establecer planes y procedimientos en el desarrollo de una tarea determinada, cumpliendo a tiempo los objetivos.

Polivalencia: Habilidad para desempeñar diferentes funciones, encontrando los recursos para ello.

Pragmátismo: Tendencia a priorizar el valor práctico y funcional de las cosas, evitando distracciones y poniendo el foco en el objetivo final.

Prudencia: Habilidad para evaluar los riesgos de toda acción y adecuar nuestro comportamiento para evitar perjuicios innecesarios.

Resiliencia: Capacidad que tenemos los seres humanos para adaptarnos a situaciones adversas y superarlas. Una persona resiliente sabe sobreponerse a momentos de dolor físico y/o emocional.

Responsabilidad: Cualidad de quien cumple firmemente con sus obligaciones, poniendo cuidado y atención en las mismas.

Sensibilidad: Cualidad de quienes son capaces de percibir sensaciones o sentir emociones.

Sentido estético: Sensibilidad para apreciar la belleza y armonía de los proyectos, poniendo la atención en los detalles externos.

Templanza: Calma y sosiego propias de quienes saben esperar al momento idóneo.

Tolerancia: Respeto hacia las diferentes opiniones de los demás, aunque no coincidan con las propias.

Tolerancia a la frustración: Capacidad para afrontar con serenidad situaciones no deseadas, en las que no se han conseguido los objetivos previstos.

Trabajo bajo presión: Capacidad para gestionar situaciones de estrés y ansiedad, siendo capaz de trabajar rápido y eficazmente cuando la situación lo requiera.

Trabajo en equipo: Capacidad para coordinarse y cooperar con diferentes personas en la consecución de un objetivo común.

Vocación de servicio: Cualidad de quienes están dispuestos a ayudar a los demás para que cumplan sus objetivos.

Asi al menos tenemos un significado para cada una de las competencias, y si leemos la Guia de la Fundación Adecco aprenderemos a que en cada uno de nuestros hobbies podemos apreciar estas competencias que definimos aquí.

Salud!!






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Piramide

Lo he sacado de twitter de una entrada del Dr. Alberto Blazquez, @ Dr_Blazquez , me ha parecido muy interesante el compartir el gráfi...